Precios con IVA incluido

Empresa

La actividad de distribución de materiales de construcción se remonta a la década de los años 50, cuando la familia Aguado adquirió dos vehículos de transporte de 5 toneladas y comenzó a efectuar compras de materiales producidos en la zona de la Sagra y ventas en las empresas constructoras y promotoras de aquellos tiempos en la capital, Madrid. Los principales productos y casi únicos eran ladrillos, yesos y cementos, siendo todas las transacciones mediante envíos directos de fabrica a obra, sin almacenar ningún producto siendo el estokaje completamente nulo.

La evolución en los años 60 con la industrialización de la nación trajo muchas dificultades de suministro, ya que la materia prima escaseaba y el crecimiento se hizo prácticamente imposible; cuando la economía lo permitía, no se encontraban materiales para comprar y cuando los materiales florecían al mercado, la ausencia de compradores dificultaba la labor de la comercialización de materiales de construcción.

Fueron emblemáticas algunas de las obras suministradas por entonces como la Torre de Madrid en la Plaza de España, construida por la antigua empresa Agroman, (hoy Ferrovial-Agroman), ó la construcción de la Universidad Autónoma de Madrid, ejecutada por la empresa Entrecanales y Tavora, hoy día integrante del grupo Acciona, construcción.

Fue en los años 70 cuando la situación de la actividad de la construcción dio un salto y la empresa pudo incrementar los elementos de transporte y maquinaria con el fin de experimentar un cierto crecimiento en recursos económicos, materiales y humanos, para así posicionarse en el mercado de materiales de construcción en la zona centro, implantando por primera vez su propia marca en el sector de la distribución. Esta marca fue ALO, siglas pertenecientes a miembros de la familia emprendedores de la empresa.

En los años 80 las circunstancias mercantiles nos llevaron a constituir la primera sociedad mercantil: ALOTRANS. Esta década llena de turbulencias políticas y económicas hizo que la empresa moderase sus inversiones. Fue la década de los impagados, se trabajaba sin coberturas de riesgos y las cuentas de morosidad fueron auténticos lastres para el crecimiento de la sociedad constituida.

Ya en los años 90 la familia Aguado que hasta entonces regentaba la empresa en solitario, entendió que había que hacer algo pues el crecimiento se hacía difícil con los recursos que se poseían y optó por promover junto con otros colegas almacenistas de distintos territorios españoles un grupo de empresas donde se optimizaran las sinergias en imagen, compras, comunicación, etc., y se creó BigMat, hoy día el grupo de empresas distribuidoras de materiales de construcción más importante a nivel europeo, con más de doscientos puntos de venta en España, siendo nuestra empresa una de las 7 fundadoras de dicho grupo en España.

 

A principios de la década actual, BigMat Alotrans, ayudado por el buen momento de la economía nacional, emprende nuevas opciones de negocio, siempre dentro del mundo de la construcción y establece una nueva sección de Cerámica (pavimentos y revestimientos) al por mayor para obras, un departamento de Ferretería industrial y una planta de fabricación y distribución de Cementos y Morteros.

Actualmente atravesamos tiempos difíciles para nuestro sector, haciendo indispensable una reestructuración de recursos, tanto humanos como materiales, lo cual ha derivado en una adaptación a la actual situación económica.

Hoy día son más de cincuenta las personas que componen el equipo humano de nuestra estructura empresarial, 20.000 metros cuadrados entre exposiciones, naves y oficinas y más de cuarenta vehículos entre propios y contratados, los cuales ponemos en marcha cada mañana para atender las necesidades de nuestro bien más preciado, NUESTROS CLIENTES.

No podemos pasar por alto sin hacer una especial mención a los profesionales que integran nuestra empresa, un equipo joven y emprendedor, gracias a los cuales el futuro, el crecimiento, la calidad y la satisfacción de nuestros clientes son nuestros objetivos prioritarios.